Creixell Classic – Un retrato al Óleo


de Luis Suárez

«La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido» (Leonard Bernstein)

Siempre se puede empezar con un «Érase una vez – Once upon a time», pero en este caso es un caso presente. En un Estado de gran diversidad cultural, lo cual se supone (como se da en muchos casos) que es para bien, existía un vasto desierto en el campo de la cultura. Pero no todo estaba del todo perdido, existían y aún siguen en vigencia florecidos oasis que giran en la provincia de Tarragona, alrededor de la poderosa Barcelona, tales como Hospitalet del Infant, Vila-Seca o la que hoy nos concierne, Creixell.

¿Podrías imaginar un pueblo de poco más de 3.000 habitantes en invierno, que resultase como un faro cultural en medio de la nada? Pues, sí existe. En medio de uno de los clímax más vacíos del mundo rodeado de palmeras al costado del mar, apacibles casas tras la carretera, comercio floreciente a ambos lados de la misma (como si de un pueblo castizo del lejano oeste se tratara) y unos edificios funcionales como la biblioteca y el Casal, o Casa de la cultura. Si el turismo atraído por el cálido verano es la fuente de ingresos más acentuada, el apacible invierno se llena de actos musicales mensuales, consolidando un proyecto apoyado por el propio Consistorio. Porque si una cosa suele ser cierta por estos lares, suele ser que en los pequeños municipios se obtienen muchas más facilidades para organizar y optimizar recursos de este tipo que en las grandes superficies urbanas. En este histórico lugar medieval, de cual se conservan aún ciertos restos de su castillo, torres defensivas y murallas, surge también dentro del casco histórico la Iglesia de Sant Jaume, edificada sobre otra edificación religiosa románica y con la cúpula modernista de J.M. Jujol. Bajo el soporte del Casal, con una imponente acústica, se realizan los conciertos en perfecta armonía y coordinación con la Asociación Vita (amigos del arte), una organización sin ánimo de lucro que se pone en contacto con artistas que estén realizando giras por Cataluña y así también apostando por las nuevas generaciones de músicos. Bajo campaña publicitaria, entrevistas pre-conciertos, presentación de las obras y posterior encuentro «rompehielos» entre público y artistas, se compone un formato diríamos adecuado a los nuevos tiempos y aprovechando los recursos de las nuevas tecnologías y humanos de gente profesional en sus distintos campos y entregada con ilusión al amor por la música, siempre dispuesta a romper una lanza a favor de la cultura del pueblo y esperando contribuir con ello a su bienestar social. Todo ello teniendo en cuenta que la recaudación al completo va a parar al artista, para recompensar su actuación, una vez bajado el caché. Los organizadores, ayuntamiento y miembros de la asociación no reciben asignación alguna.

Que sigan existiendo estos idílicos lares donde reponerse de estrés contemporáneo, y poco a poco se vayan extendiendo a toda la geografía. Porque como dice el hecho, el saber no ocupa lugar.

«La música y el silencio se combinan fuertemente porque la música se hace con el silencio y el silencio se llena de música» (Marcel Marceau).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s