Proyectos «à la carte» 2019


La Asociación Amigos del Arte VITA ha desarrollado nuevos proyectos para la promoción del Arte clásico: CREIXELL CLASSIC , CLASSIC KIDS y ARTTOUR

Durante los últimos cuatro años, en España hemos organizado mensualmente conciertos de jóvenes intérpretes, que han viajado desde varios rincones del país y de otros países con el fin de mostrar sus proyectos, ideas innovadoras, su talento, su dedicación y trabajo en el Arte de la música.
Nuestro objetivo es hacer llegar y desarrollar el gusto por la música clásica de todos los siglos a la sociedad de manera asequible, no solo económicamente, si no con programas amenos, que son presentados en cada ocasión directamente al publico.
Nuestro propósito es promover a jóvenes artistas, en estos tiempos difíciles, y mostrar al público la calidad, entusiasmo y profesionalismo que poseen todos ellos. Y sobre todo, abrirles una puerta en su incipiente carrera.
Los artistas profesionales de renombre internacional, ofrecen no solo conciertos, si no también charlas con los jóvenes, entrevistas, debates con el publico, Másterclass, etc.
Actualmente la AAA VITA es representante legal del Instituto Estatal de Música A.Schnittke de Moscú junto con el cual se organizan intercambios, viajes de perfeccionamiento y turismo cultural a Rusia.

Adjuntamos un documento con las propuestas vigentes y esperamos que nuestros proyectos sean de su agrado e interés.

Para mayor información y contratación, estamos a su disposición.

Sonetos de Primavera – Concierto para violoncello y piano

sonetos primavera

F. Schubert, F. Mendelssohn, P.I. Tchaikovsky, G. Casado, A. Glazunov, A. Dvořák serán los protagonistas de la velada primaveral en la preciosa sala del Casal Municipal de Creixell.Las dos fantásticas interpretes serán la violoncelista Svetlana Tovstukha y la pianista Daria Piltyay.

Lugar: Casal Municipal de Creixell

Fecha y hora: Sábado, 30 de marzo del 2019 a las 19h.
Entradas: 10 EUR. Apto para niños mayores de 6 años. Niños hasta 12 años gratuitos.

Daria Piltyay y Elisabeth Mironova – Concierto para Piano a 4 Manos

VÍDEO: Concierto a 4 manos

de Luis Suárez

2019-02-16-creixell

Recital emotivo entre dos talentosas pianistas rusas con clásicos populares encauzados a agradar a un público global, de todas las edades y más o menos entendidos en el conocimiento musical. Una buena apreciación para comprender las transcripciones de obras consagradas a metas mayores como la escena o sinfónica, es acercar sus obras a todos los públicos, desde el ámbito estrictamente doméstico hasta la ejecución en cualquier tipo de salas y variedad de ejecutantes. Algunas son de los propios compositores originales, como aquí es el caso de Mozart, Falla o Grieg. Otras son de intérpretes quienes hablan de los «grandes artistas cuyos legados no deben dejar que se desvanezcan». Aquí se ha contado con el reconocimiento del público por el excelente trabajo de las solistas acercando ejemplos de obras mayores limitados a unos pocos que «estaban allí», con actuaciones brillantes, ingeniosas, representaciones casi perfectas de la literatura de cuatro manos de los diferentes salones de la época en la que fueron expuestas en su día.

Los trabajos para piano a cuatro manos o dos pianos representan una porción extremadamente pequeña de la salida de Edvard Grieg. El ejemplo que aquí escuchamos son transcripciones. Piltyay y Mironova ofrecen una interpretación bastante agradable, cautivando a los oyentes con un estilo sincronizado. Estas son obras familiares y de fácil comparación con los timbres orquestales originales, más ambas ofrecen una certera ejecución al teclado para dar su propia interpretación reflexiva.

La característica notable de esta presentación de cinco de las veinticuatro «Danzas Húngaras» de Brahms es la forma en que se mezclan las dos pianistas. En las Danzas, enfatizan los frecuentes cambios en el tempo y el volumen, y en todo momento hacen que parezca que solo había un intérprete. Las transiciones tienen un montón de fuego zíngaro, y el difícil trabajo del piano se maneja sin problemas. En este caso la versión original es la ofrecida; las otras versiones de las Danzas son las orquestadas, tanto por el propio Brahms como completadas por varios de sus amigos y contemporáneos como Antonín Dvořák.

La música de Don Manuel de Falla, aunque rara vez involucró una guitarra, a menudo se inspiró en el flamenco y la música antigua de guitarra española y nuestras solistas traducen esta pieza a su fuente original de inspiración andaluza, reduciéndolas a sus esencias y las ejecutan con percusión con equilibrio y un sonido de primer plano que se suma al intenso efecto.

La mayor sorpresa en el programa fue la introducción en el mismo de cinco miniaturas de un ballet infantil, «Chipollino». Obra compuesta en los años 70’s del pasado siglo por la sobrino del archiconocido compositor soviético – armenio, Aram Kachaturian, Karen (1920/2011). Selección de piezas, acompañadas por dibujos animados históricos de producción soviética (1961), basadas en un delicioso impulso rítmico y uso cuidado de tonalidad legible a a receptores infantiles. Todo un atrevimiento argumental en un cuento infantil referido, argumentalmente, a la represión política con metáforas dentro de la «ciudadanía vegetal». Obra del italiano Gianni Rodari (1957) que pasó sorprendentemente la censura de la época hasta convertirse en un texto muy popular. Desconocido por estos lares, resultó muy agradable su descubrimiento.

Terminando el recital con un encuentro galáctico de la mano del celebérrimo John Williams, en un ambiente de cantina acompañando las negociaciones de Han Solo con las fuerzas de resistencia al Imperio del «lado oscuro» del poder.